Casarão do Alto

Salvar en los favoritos

Inolvidables bodas tienen lugar en la cima de esa colina

Frente al mar con aguas cristalinas y con una hermosa puesta del sol, descubre ese refugio en el Suburbio de Salvador

Casarão do Alto. São Tomé de Paripe. Salvador Bahia. Foto Og Cruz.

En lo alto de una colina, con una exuberante vista al mar, está Casarão do Alto, un lugar para celebraciones de felicidad. En la finca tienen lugar bodas y otros eventos, además de ser un mirador en sí mismo: desde allí, la puesta del sol es inolvidable. Ese pequeño paraíso se encuentra en São Tomé de Paripe, en el Suburbio Ferroviario de Salvador.

Artur Marques, propietario y administrador, cuenta que Casarão do Alto está en un lugar con una historia bonita y muy antigua. Primero, por estar en lo alto de la Iglesia de Santo Tomé de Paripe, construida en 1552, lo que la convierte en una de las iglesias más antiguas de Salvador (una de las pocas iglesias de la ciudad con vista al mar). Eso tiene mucho sentido, dado que el sitio es la entrada a la Bahía de Todos-os-Santos y los portugueses, en esa época, construían los edificios a su alrededor. También fue allí donde, hace cien años, nació en la ciudad un político muy popular, el Mayor Cosme de Farias (de tal importancia política, el plenario de la Cámara de Vereadores de Salvador lleva su nombre).

Histórias dos bairros de Salvador: Paripe

El lugar está ubicado en un pedazo de Mata Atlántica(Selva), verdaderamente conservado. La casa es hermosa, con una acogedora área interna. En el área externa, la naturaleza es la gran estrella, con un amplio césped, cocoteros y una escalera que da acceso a la playa de São Tomé de Paripe. El portón exclusivo también da acceso al bosque, sobre el cual hay un proyecto para crear un sendero que hará parte de un programa de educación ambiental, mostrando la importancia de preservar y equilibrar la naturaleza.

“A la gente le gusta mucho (casarse en Casarão do Alto), encuentran aquí un lugar agradable, un lugar de paz, donde pueden compartir momentos tan importantes de sus vidas. Así que esa propiedad termina cumpliendo esa misión ”, lo dice Artur Marques.

La casa pertenecía a la familia

Artur nació en Salvador y pasó su infancia en en el caserón. Antes de que su familia se mudara para allí, en 1977, vivía un español quien criaba vacas y bueyes en la gran área de la finca. Pasó el tiempo, la familia se mudó, Arthur se fue al mundo y la casa terminó abandonada. Debido a haber estado cerrada durante mucho tiempo, siendo una construcción de más de 40 años, todo se fue deteriorando.

“Cuando regresé, me tocó revitalizarla”, lo explica.

Cuando decimos que él se fue al mundo, no estamos bromeando. Arthur viajó a 43 países, entre los que vivió durante 5 años en Francia, un año en Alemania, un año en Inglaterra y otro en Asia. Fue un largo viaje. Después, vivió durante más de 10 años en São Paulo, trabajando como ejecutivo en la industria automotriz. Estuvo 25 años fuera de Bahia, hasta que, en 2006, Arthur decidió regresar a Salvador. Cuando volvió, encontró el caserón tan hermoso pero prácticamente abandonado. Así que se dispuso a revitalizarlo totalmente poco a poco, la casa y el área externa.

“Era un lugar hermoso, una excelente calidad de vida, un vecindario maravilloso, gente sencilla aquí de São Tomé, de familias de pescadores, en fin, un estilo de vida muy bueno”, lo recuerda.

Tras cinco años viviendo en la casa y haciendo mejoras, sin muchos planes, Arthur cuenta que llegó un hombre y dijo: “quiero casarme aquí”. Y así empezó la tradición de celebrar bodas en el Caserón(Casarão). Artur, que nunca había pensado en casar a nadie, atender a novios ​​u organizar eventos, ahora ya ha unido a más de 150 parejas en su casa.

Un lugar más que especial

Las bodas tienen lugar principalmente los fines de semana y Artur reserva los demás días de la semana para disfrutar de la playa y beber agua de coco de los cocoteros de su patio trasero. Él aún consigue reunir a personas muy guay para una buena charla. ¡Debe de ser muy difícil salir de allí!

“Es difícil no dejarse encantar por este lugar. Aunque con los eventos, resulta muy difícil no vivir aquí ”, lo explica.

Es exactamente esa atmósfera de hogar, de cariño por el lugar, que se emana a los eventos que tiene lugar allí.

“En realidad, queremos ayudarle a la gente, queremos sonreír, participar de su sueño. Creo que la vida es un pasaje. Entonces, si puedes interactuar positivamente con la gente y colaborar, ¿por qué no? “

Los eventos más importantes del año

Además de fiestas de bodas y otros eventos, todos los años tienen lugar las celebraciones del Día del Niño (12 de octubre) y una fiesta de Navidad (que siempre se realiza unos días antes del 24 de diciembre). En esas fechas se invita a personas de la finca.

Para Artur, esos eventos son los más importantes que se realizan en la casa. Desde que el Casarão comenzó a operar, él y sus colaboradores han reunido a niños de todo el barrio, reuniendo a más de 100 niños. Artur cuenta que pasa todo el año planeando la fiesta, recogiendo los juguetes. Y el jardín se llena de niños.

“Es mucha comida, mucha diversión, baile, juegos, un día de mucha alegría. Es lo más importante que hacemos aquí ”, lo exalta.

Servicio

Casarão do Alto
Instagram: @casaraodoalto
Un espacio de paz y belleza, donde el amor se confraterniza, se entrelaza.
Precios asequibles y horarios cómodos forman parte de ello.
Dirección: Rua do Corredor(Calle), 53 – São Tomé de Paripe, Salvador – BA, 40800-300
Contacto: información con Artur Marques llamando al teléfono (71) 98740-4422 (WhatsApp)

Casarão do Alto. São Tomé de Paripe. Salvador Bahia. Foto divulgação.

1
2
3
4
5
6
6
Cuanto cuesta
Ubicación
R. do Corredor, 53 - São Tomé de Paripe, Salvador - BA, 40800-300

Otras experiencias

Eventos

25
Jan
26
Jan
27
Jan
28
Jan
29
Jan
30
Jan
01
Feb
Ver más en Eventos