Qué hay que saber sobre Lavagem do Bonfim

Salvar en los favoritos
Igreja de Nosso Senhor do Bonfim. Foto: Fábio Marconi

Lo sagrado y lo profano, sincretismo religioso, carrera sagrada, fiestas y paseo en barco.

Lavagem do Bonfim. Foto: Fábio Marconi.

Celebrado el segundo jueves del año, el tradicional lavado de las escaleras de Bonfim (Lavagem do Bonfim) es considerado la segunda mayor manifestación popular de Bahia, perdiendo solamente para el Carnaval, ya que es la primera. Ese día, que en 2019 tendrá lugar el 17 de enero, miles de fieles se reúnen en Cidade Baixa(Ciudad Baja), en Salvador, para participar en misas y una de las mayores caminatas religiosas del estado, que ocurre entre la Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción de la Playa(Nossa Senhora da Conceição da Praia), en Comercio, y la Colina Sagrada, en Bonfim.

Para quien nunca fue, este es un “itinerario invitación”, en el que juntamos varios consejos para que su Lavagem do Bonfim sea una de las experiencias inolvidables de su vida. Las fiestas populares son parte de la esencia de Bahia y representan la entrega y la dedicación a un bien mayor, una unión de sagrado y profano que sólo se ve por aquí. Sincretismo religioso, carrera sagrada y paseo en barco, todo en una sola celebración.

Este año, residentes y turistas van a tener hermosas sorpresas al llegar a la Iglesia de Nuestro Señor de Bonfim. Hubo una gran restauración en toda el área de la Colina Sagrada, el interior de la iglesia está siendo completamente restaurado, además de la fachada, del gradil y de la escalera. El patio de la Colina también fue todo recalificado, garantizando una fiesta aún más bonita.

Fe y sincretismo

Lavagem do Bonfim. Foto: Fábio Marconi.

La celebración comienza en frente de la iglesia de la Concepción (Conceição da Praia), donde sucede un Culto Ecuménico. Es bueno llegar temprano, la misa comienza a eso de las 8h. Los cortejos van saliendo uno a uno hacia la Iglesia de Bonfim. Nuestro Señor del Bonfim es sincretizado con Oxalá. Es muy bonito ver todos los tipos de devotos caminando juntos.

Después, se inicia una caminata de aproximadamente 8 km hasta la Iglesia de Nuestro Señor de Bonfim. Varios cortejos hacen el trayecto, incluso el Afoxé Filhos(Hijos) de Gandhy. Ellos no tienen un horario adecuado (tampoco se divulga) para salir, así que hay dos opciones: una, es mantenerse conectado e ir con ellos desde la Concepción de la Playa, la otra, es encontrarlos por el camino.

El cortejo de las baianas sale alrededor de las 9:30h, luego de la misa ecuménica y muchas van antes. Al llegar a la Colina Sagrada, ellas lavan la escalera. Y allí otra misa se celebra al final de la mañana. La fiesta, que lleva más de dos siglos, moviliza a miles de fieles, simpatizantes y turistas.

Carrera Sagrada

La Carrera Sagrada se lleva a cabo desde hace más de 30 años, organizada por la Federación Bahiana de Atletismo (FBA) y abre el calendario de carreras de calle de la ciudad de Salvador. Los participantes invaden las calles de Cidade Baixa(Ciudad Baja) a toda velocidad. La Salida es frente a la Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción de la Playa, a las 7h, antes de que el cortejo de las baianas salgan en procesión. Haz que inscribirse antes, pero muchos van en la “pipoca”(siguen la procesión en la calle sin inscribirse) incluso, corriendo por su cuenta. Los gimnasios de toda la ciudad también forman sus grupos particulares. La Carrera Sagrada, o Corrida do Bonfim, como es comúnmente llamada, es una de las carreras callejeras más famosas, animadas y tradicionales de Salvador. La carrera marca el inicio de los festejos, pues también ya se ha convertido en tradición soteropolitana.

El Trayecto- Quien tiene fe, va a pie.

Dia de N S da Conceição da Praia. Salvador, Bahia. Foto: Amanda Oliveira.

El camino es un verdadero paseo turístico, comenzando por la propia Iglesia de la Concepción de la Playa, construida en el siglo XVII, en estilo gótico, por determinación de Tomé de Souza. Luego pasan por dos tarjetas postales, a la derecha el Elevador Lacerda (el ascensor conecta Cidade Baixa(Ciudad Baja) a Cidade Alta(Ciudad Alta) que lleva este nombre en homenaje al ingeniero que lo construyó: Augusto Frederico de Lacerda, en el siglo XIX. A su izquierda está el famoso Mercado Modelo con sus casi 300 tiendas que venden artesanía y recuerdos locales. Entonces la caminata sigue por toda la Av. Miguel Calmon.

Luego, en la Av. Jequitaia, hay el Mercado del Oro, construido a fines del siglo XIX, donde se encuentra uno de los mejores restaurantes para comer filetes en Salvador: el Filé do Juarez. En esta avenida, hay el Museo du Ritmo, Trapiche Barnabé, además del plano inclinado que une la Cidade Baixa a Santo Antônio Além do Carmo. En el barrio Calçada, la Feria de São Joaquim (una de las ferias populares más icónicas de la ciudad) está a la izquierda y a la derecha está la Iglesia de los Huérfanos de São Joaquim(Igreja dos Órfãos de São Joaquim) .

Más adelante, en el Largo de Calçada, está la estación de tren que conecta Cidade Baixa al Suburbio Ferroviario de Salvador y, unos metros después, en el Largo de Roma, están las Obras Sociales de Irmã(hermana) Dulce. Ahora ya está cerca, sólo falta una recta para la Colina Sagrada.

Sagrado y profano

Lavagem do Bonfim. Foto: Fábio Marconi

A lo largo del recorrido que pasa por chozas pequeñas de bebida y comida, feijoada en los hogares y en el comercio, música para todos los gustos, un ir y venir de personas. Varios grupos folclóricos hacen la caminata, además de los tradicionales carritos de café que colocan cajas de sonido, compitiendo para ver quién está más creativo y paramentado.
Es muy común que haya fiestas cerradas como es el caso de la Lavagem(Lavado) promovida por Carlinhos Brown, “Enjuague del Bonfim”, que recibe artistas en el Museo del Ritmo para buenas presentaciones. La música en realidad está en todos los rincones, ya que muchos cortes salen con sus propios micro tríos(tríos eléctricos), además de grupos de samba que salen tocando el suelo. Muchas de esas personas van a pagar promesas pero, para dejar todo más suave y relajado, hacen fiesta en agradecimiento.

No se puede perder

Igreja de Nosso Senhor do Bonfim. Foto: Fábio Marconi

Llegar al pie de la Colina Sagrada es una emoción que no se puede describirla, sino sentirla! Ya en la subida, personas de Santo dan baño de hierbas y todo queda con olor de ruda y lavanda. Ver tantas personas en un mismo propósito toca el alma a uno, dejándote con una alegría y una esperanza de llenarte los ojos de lágrimas. También es común ver personas de rodillas, pagando sus penitencias en agradecimiento. Es una energía diferente, fuerte e intensa.

Es en esta fiesta que se explica la razón por la que la reja está tan llena de cintas coloridas atadas. Una gran cantidad de personas se turnan para atar sus cintas de Bonfim y poder hacer sus pedidos. No puede faltar la tuya. Ve acercandote despacio lo más cerca a la reja, intenta arrodillarte junto a otros fieles. Mientras atas tu cinta, mira a través de la rejilla y verás que allí dentro muchas baianas ya empiezan a lavar la parte delantera de la Iglesia. Más tarde, después de la misa frente al patio lleno, las baianas empiezan el Lavado con sus escobas, flores y potes de agua en la cabeza.

La plaza frente a Bonfim se llena de gente y chocitas de bebidas y comida buena. Al final del día, es común que grupos de amigos vuelvan en fiestas dentro de barcos, escunas y lanchas por la Bahía de todos los Santos de la Cidade Baixa sentido Comercio. Pero tiene que organizarlo con antelación, así que junta los amigos y programa la vuelta antes de ir. Si este no es tu caso, te sugerimos que vuelvas caminando hasta el Largo de Calçada y de allí toma un mototaxi autorizado para llevarte al menos hasta el Elevador Lacerda, de lo contrario vas a volver a pie todo el camino.

Preparamos una playlist con músicas perfectas para esta experiencia. Escúchala ahora.


Igreja de Nosso Senhor do Bonfim. Foto: Fábio Marconi

1
2
3
4
5
6
6
Duración aproximada
2 horas - 6 horas
Cuanto cuesta

Otros Planes de viaje

Eventos

04
Dec
05
Dec
07
Dec
08
Dec
09
Dec
10
Dec
11
Dec
Ver más en Eventos