Descubre las 06 piscinas naturales más hermosas de Salvador

Salvar en los favoritos
Farol da Barra. Salvador, Bahia. Foto: Amanda Oliveira.

Seguras, cálidas y hermosas para tomar fotos, las piscinas son ideales para disfrutar con los niños y relajarse

En el paseo marítimo de Salvador hay playas de todo tipo, desde las urbanas hasta las más alejadas; con o sin olas; concurridas o tranquilas; cerca de puntos turísticos famosos y las que de hecho son el punto más famoso; y todavía las hay las playas con piscinas naturales súper accesibles.

Debido a que es una costa llena de rocas, la influencia de las mareas es bastante visible: a veces las rocas están cubiertas por el mar, a veces completamente aparentes. Las mareas son cambios periódicos a la altura de la superficie del océano en un lugar determinado. Es decir, hay una oscilación en el nivel del agua del mar, tanto por encima como por debajo de la altura media. Esos cambios se producen debido a la atracción gravitatoria que ejerce la Luna sobre la Tierra y, en menor medida, el Sol sobre la Tierra.

Si eres de esas personas a las que les gusta relajarse en esos pequeños oasis formados por la naturaleza, esta lista es para ti. Conoce las 06 piscinas naturales más hermosas de Salvador. El consejo que damos es que siempre estén atentos a las aplicaciones de tablas de mareas, elijan la marea más baja y vayan a disfrutarlo. ¡Ven con nosotros!

Farol da Barra

1. Rincón derecho

Una de las piscinas más bonitas está justo al lado del Farol da Barra, en la esquina derecha. Puedes disfrutar de las tranquilas aguas de la Bahía de Todos-os-Santos mientras tomas una buena foto con el faro de fondo. En ese lado, las piscinas son más pequeñas, por lo que son más concurridas.

2. Rincón izquierdo

En el lado izquierdo, más adentro del mar, se forma una piscina natural de tamaño considerable, en la que incluso se puede relajar y flotar. Ese es el punto donde termina la bahía y comienza el mar abierto, por lo que puede haber algunas olas.Es mejor ir con la marea baja.

3. Praia da Paciência

Esa playa es un encanto. En el corazón de Rio Vermelho, cerca de la Casa de Iemanjá, hay una balaustrada blanca que rodea esa cala. Praia da Paciência(Playa) es esa típica playa de barrio, a donde van principalmente los residentes. Hay formaciones rocosas hacia ambos lados, pero a la derecha están las piscinas más guais: hay una que incluso se puede considerar una piscinota (risa).

Después del relajante baño, merece la pena caminar por la arena hacia Largo de Santana, que en el camino aún te encontrarás con otras pozas más pequeñas.

4. Praia do Buracão

En la playa de Buracão es esa “playa-hervida”, siempre hay un ambiente divertido en la arena. El mar no es nada tranquilo, pero si llegas a la hora adecuada, con la marea baja, se forman piscinas naturales tan tranquilas, las que puedes disfrutar mucho. ¡Ojo con la tabla de mareas!

5. Itapuã

Ubicada al norte de la ciudad, Itapuã está fuera de la Bahía de Todos-os-Santos. Allí tiene lugar la formación de corales llamados angra -una pequeña bahía o ensenada-, convirtiendo al lugar en un área protegida. En determinados lugares hay grandes rocas que forman piscinas naturales perfectas para disfrutar con los niños. Tus fotos se verán hermosas, con el icónico Farol de Itapuã(Faro) como protagonista.

6. Pedra do Sal

La playa Pedra do Sal es un paraíso. La franja de arena es ancha, el mar tiene aguas muy limpias y hay cocoteros por todas partes. Las formaciones rocosas son grandes, lo que facilita baños tranquilos en las pozas que se forman. ¡Pero ojo! El mar se pone agitado con la marea alta.

No te olvides de ponerte protector solar y también hidratarte, ¿eh?


Praia da Paciência. Rio Vermelho, Salvador, Bahia. Fotos: Fábio Marconi

1
2
3
4
4
Duración aproximada
2 horas
Cuanto cuesta

Otros Planes de viaje

Eventos

03
Jul
04
Jul
05
Jul
06
Jul
07
Jul
08
Jul
09
Jul
10
Jul

Artículos