El 2 Julio

Salvar en los favoritos

La convergencia de fuerzas de todo el país que casi nadie la conoce

Una fiesta popular bahiana llena de significados que viene siendo redescubierta por turistas

En la madrugada del 2 de julio de 1823, la ciudad de Salvador amaneció casi desierta: el Ejército portugués dejó en definitivo la provincia de Bahia. Dicen* que el día nació hermoso, sin las lluvias de junio. ¡El sol brilló!

Los bahianos conocen esa fecha como la Independencia de Brasil en Bahia, la que se celebra la victoria de los brasileños en la guerra trabada en la entonces provincia de Bahia, durante más de 17 meses (de febrero de 1822 a julio de 1823) contra las tropas portuguesas. Con la victoria del Ejército y la Marina de Brasil en Bahia, se consolidó la separación política de Brasil de Portugal.

El 2 de julio quedó en la reverencia patriótica de los bahianos que, desde entonces establecieron la tradición de celebrarlo anualmente con la repetición de la entrada del Ejército Pacificador en la ciudad de Salvador. ¿ Esa historia, ya la conocías? ¡Entonces ven con nosotros y prográmate para conocerla en vivo, participando de la fiesta!

Desde el principio – El Fuego Simbólico y Te Deum** en la Basílica

El primer paso es el fuego simbólico que representa la unión de los pueblos que lucharon por la independencia. El fuego se enciende el 30 de junio en la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, en Cachoeira, en el recóncavo bahiano. Ese mismo día, también se celebra el Te Deum por la Independencia de Brasil en Bahia, una alabanza en la Catedral Basílica de Salvador, en el Terreiro de Jesús, Pelourinho.

El rito del fuego simbólico está representado por una llama en una antorcha que recorre varias ciudades siendo pasada de mano en mano por atletas aficionados, oficiales del ejército, atletas profesionales, artistas y líderes políticos con destino a la ciudad de Salvador, en el barrio Pirajá, donde se enciende una pira el día 01 de julio.

Personajes de la Historia y Figuras Simbólicas

El festival del 2 de julio siempre ha estado más vinculado a las causas populares. Las figuras de María Quitéria, Joana Angélica, el Cornetero Lopes y João das Botas hablan de un imaginario totalmente diferente de lo que se tiene de la independencia de Brasil. La batalla generó a sus héroes, en este caso, casi todos originarios de las capas más pobres de la población y reverenciados hasta hoy con cariño por los bahianos. Son nombres inolvidables en esta saga que no están en los libros didácticos de historia de Brasil y, por lo tanto, son desconocidos para la mayoría de los brasileños. Posteriormente, se añadieron las figuras simbólicas del Caboclo y de la Cabocla. Hoy son “las estrellas” del cortejo, saliendo en coches emblemáticos.

El Caboclo y la Cabocla representan el ejército que luchó en la guerra compuesta por soldados regulares y voluntarios, blancos pobres, tupinambás, negros libertos y personas esclavizadas enviadas por sus amos. A lo largo del camino, esas dos figuras simbólicas reciben de los pasantes flores, frutas y billetes con pedidos. La famosa expresión bahiana “Ve llorar a los pies del caboclo” surgió de ello.

El camino recorrido por el cortejo

El 2 de julio, el cortejo se remonta al pasaje del ejército por las calles, haciendo, teóricamente, del mismo recorrido que lo habrían hecho al llegar a la ciudad, tomando los fuertes y acuartelándose en conventos, iglesias y cuarteles.

El festejo sale del Largo da Lapinha, donde se produce quema de fuegos de artificios, ejecución del Himno Nacional y izamiento de la bandera. Hay también la colocación de flores, por las autoridades, en el monumento al General Labatut – militar francés que comandó el Ejército Pacificador. En esa caminata, que pasa por el Convento da Soledade, hacia el barrio Santo Antônio Além do Carmo, es posible ver las casas decoradas en los colores de las banderas de Brasil y del estado de Bahia. Ello también se debe a una tradicional premiación para la mejor fachada, lo que instiga aún más a los residentes a participar de la fiesta.

Después, el cortejo sigue parando en varios puntos hasta Pelourinho. Al llegar a la Iglesia de Nuestra Señora Rosario de los Negros, hay un hermoso homenaje. La Hermandad de Nuestra Señora del Rosario de los Hombres Negros fue fundada en el año 1685 y elevada a la categoría de Orden Tercera el 2 de julio de 1899. Una fecha doblemente festiva. El homenaje comienza con misa a las 7h y en seguida, con la llegada de los coches emblemáticos, se colocan coronas de flores en las imágenes del Caboclo y de la Cabocla.

Siguiendo por el Centro Histórico hasta el Palacio Rio Branco, los coches paran volviendo alrededor de las 14h. Es en esa hora que ocurre una Ceremonia Cívica en el 2º Distrito Naval, en Comercio. Después, el cortejo sigue hasta Campo Grande, donde acontece el izamiento de las banderas por autoridades, ejecución del Himno Nacional por las bandas de música de la Marina, Ejército y Aeronáutica, colocación de Coronas de Flores en el Monumento al 2 de julio por las autoridades presentes, encendido de la pira del Fuego Simbólico – el que normalmente es de un gran atleta bahiano – y ejecución del Himno al 2 de Julio.

Finalizando el día, de las 17:30h a las 21:30h, tiene lugar el Encuentro de Filarmónicas venidas de Cachoeira, Saubara, Santo Amaro da Purificação, São Francisco do Conde, Candeias, Simões Filho entre otras.

El regreso de la Cabocla

Después de estar días en exhibición en la plaza de Campo Grande, para la contemplación y la devoción popular, los coches con las figuras del Caboclo y de la Cabocla hacen el recorrido de regreso el día 05 de julio. Las celebraciones se cierran con el cortejo de los carros emblemáticos para Lapinha, con participación de Orquestas como la del Maestro Reginaldo de Xangô, fanfarrias y grupos culturales.

La guerra por la independencia era una convergencia de fuerzas de todo el país acerca del que pocas personas tienen conocimiento. El objetivo de la fiesta es ser del pueblo para el pueblo, siendo uno de los mayores de Salvador. Descubrir las historias de la primera capital de Brasil es entender la formación de nuestro propio país.

Conoce la historia completa y muchas curiosidades sobre esta celebración en este enlace.

O 2 de Julho – Independência do Brasil na Bahia

Por Fernanda Slama
Coordinadora de contenido

Servicio
Instituto Geográfico e Histórico de Bahia (IGHB)
(lugar donde los coches emblemáticos del Caboclo y Cabocla quedan todo el año)
Dirección Nº Piedade, Av. Joana Angélica, 43 – Nazaré, Salvador – BA, 40050-001.
Más informaciones por el teléfono: (71) 3329-4423

Fuentes:

Libro: Historia de Bahia, Luís Henrique Dias Tavares, historiador, profesor emérito de la Universidad Federal de Bahia (UFBA)

Libro : Irmandade do Rosário dos Pretos – Quatro séculos de Devoção (Hermandad del Rosario de los Negros – Cuatro siglos de Devoción), una realización de la Venerable Orden Tercera del Rosario de Nuestra Señora a las Puertas de Carmo, Hermandad de los Hombres Negros.

Lectura de la entrevista “Una guerra en Bahia”, hecha por la periodista Mariluce Moura al historiador Luís Henrique Dias Tavares acerca del libro: Independencia de Brasil en Bahia, también del historiador.

Nota: “Dicen* que el día nació hermoso, sin las lluvias de junio. ¡El sol brilló! “- El mismo relato fue dado por diferentes personas en la construcción de este artículo. Tanto en los libros como en las entrevistas, los curiosos y amantes de Bahia contaron a su manera, que el día que nació sin nubes y el sol reinó el 2 de julio de 1823.

Nota: El Te Deum* (¡A Ti, Dios!) es un himno de la Liturgia de las Horas, rezado los domingos y días solemnes. Ese himno fue compuesto por San Ambrosio y San Agustín, en el año 387, en Misión, en la época del bautismo de San Agustín.

2 de Julho, Independência do Brasil na Bahia. Salvador, Bahia. Foto: Amanda Oliveira.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
20
Cuanto cuesta

Otras experiencias

Eventos

06
Oct
07
Oct
08
Oct
09
Oct
10
Oct
11
Oct
12
Oct
13
Oct
Ver más en Eventos