Las delicias de la cocina bahiana: Torta búlgara

Salvar en los favoritos

Conoce la misteriosa historia de la tarta de chocolate típicamente soteropolitana

Torta Búlgara. Restaurante Di Liana. Salvador Bahia. Foto Gabriel Marinho.

Cuando pensamos en la gastronomía bahiana, nos viene a la mente una rica moqueca, o acarajé, abará, vatapá, caruru, almejas, un buen trozo de gallineta frita y muchas otras delicias, casi todas con aceite de palma(dendê). Los amantes de los dulces, deben de estar pensando ahora en una paleta de helado capelinha de maní, umbu o cajá, un bolinho de estudiante(tipo de croqueta) , taboca y cocadas(dulce tipo torrón). ¿Y tú, conoces de verdad todas las delicias de la cocina bahiana?

Entre los favoritos de Bahia, hay dos estrellas de ese “Salón de la fama” que gran parte de Brasil lo desconoce: el pãozinho delícia (panecillo) y la torta búlgara. Ya contamos aquí la historia del panecillo más querido de los bahianos y ahora te vamos a contar un poquito sobre esa maravillosa – y misteriosa – bomba de calorías de chocolate.

La receta de la torta búlgara es simple, con solo cuatro ingredientes: huevos, chocolate en polvo, azúcar y mantequilla. Sin harina de trigo, sin leche y muy cremosa, tiene apariencia de bizcocho no esponjoso y un poco apelmazado. Parece raro, pero créeme, toma la primera cucharada y prepárate para enamorarte. Por lo general, acompaña crema de leche o helado de crema, es dulce en la medida adecuada, que se parece un poco al petit gateau francés y al pastel de brownie americano.

Y solo viene de Bulgaria si el país es justo allá en Porto da Barra, o cerca de Corredor da Vitória, porque créelo: la torta nació aquí en Salvador. Si es de fuera de la ciudad, probablemente nunca haya oído hablar de esa delicia. Típicamente bahiana, tiene un origen misterioso. Encontrarás quien diga que la receta se creó hace mucho tiempo, a lo mejor incluso cuando la harina de trigo era poco común. Pero es que la tal búlgara ha caído en el gusto popular y hoy está presente en casi todas las cartas de postres de los restaurantes, pastelerías y cafeterías de la ciudad.

Muchos especulan sobre su surgimiento. Una de las reposteras más famosas y queridas de Bahia, Aldacir dos Santos, Dadá, presenta una versión muy similar al pastel en su restaurante “O Sorriso da Dadá”(La Sonrisa de Dadá), en Pelourinho, Centro Histórico de Salvador. ¿Lo habrá inventado ella? Esa es una respuesta que nunca sabremos. Pero aquí está el consejo: cuando vayas a su restaurante, busca el postre llamado “Negão da Dadá”, luego nos dices qué te pareció.

Otra versión interesante es la de la familia de Guilherme da Silva Costa Nunes. Él cuenta que su bisabuela, doña Maria da Pureza da Silva Costa, era una repostera excelente, pero solo hacía dulces por encargo para familiares y personas cercanas a la familia, y no lo hacía por el dinero, sino porque a ella le gustaba mucho realmente.

“Tenemos un libro aquí en casa con la receta original, mi bisabuela solía hacer la torta para la familia. La torta búlgara originalmente se le llamaba Torta de Búlgaro. Ahora, el motivo de este nombre, ni siquiera mi madre puede decirlo. Creo que en ese momento ya existía la torta holandesa, la torta alemana, así que probablemente por eso le puso ese nombre ”, cuenta Guilherme.

Dos hechos dan una pista de cuándo surgió la receta: uno es que su bisabuela, la abuela de su madre, hacía esa receta desde hace 65 años, cuando su madre tenía alrededor de 5 años. Otro dato que forma parte de los recuerdos familiares es que Marília, la abuela de Guilherme, se acuerda de que come la torta (en el entonces de búlgaro) desde que se unió a la familia cuando se casó con el hijo de Doña Maria da Pureza, es decir, desde 1943.

“Esa torta siempre ha sido un éxito en nuestra familia, de generación en generación, y lo sigue siendo hasta hoy”, dice William.

Él explica que, tras muchos años, la familia abrió un restaurante y la receta pasó a hacer parte del menú. La torta empezó a hacerse famosa, varios otros restaurantes empezaron a querer y a hacer sus propias versiones y probablemente así empezó la historia.

“En 1987, mi tío Sérgio Camélier abrió el restaurante Double Gulla, en Itaigara, y luego el Lá Gulla, en Ondina Apart Hotel. Doña María, una cocinera que trabajó durante años con la familia y directamente con mi bisa, llevó esa y otras recetas de dulces al restaurante, luego difundió la receta”, recuerda.

Según Guilherme, la receta de hoy tiene algunas modificaciones. Una cosa muy importante es que la Búlgara original lleva, en lugar de la crema, una salsa de vainilla que la hace mil veces mejor.

“La mayoría de los lugares no se basan en la receta original, dado que resulta muy cara, por lo que la verdadera Búlgara sigue siendo una tradición – y casi un secreto familiar”, lo expresa él.

¿Tienes curiosidad y quieres probarla? Algunas de las más ricas se sirven en el restaurante Di Liana, Doceria Doces Sonhos, Viva Gula, Tortarelli, Ganache Doçaria y en Confeitaria Priscilla Diniz cardapio



Experiencias en Salvador

Eventos

03
Aug
04
Aug
05
Aug
06
Aug
07
Aug
09
Aug
10
Aug
Ver más en Eventos